Deutsche Version English Version
Judíos en el Kraichgau
Las actas mas antiguas que mencionan a judíos en el territorio del actual land alemán Baden-Württemberg se remontan a la primera mitad del siglo XIII. En cuanto al Kraichgau es el año 1288 cuando se menciona por primera vez a un habitante judío en la ciudad de Bruchsal. En el siglo XIV se registra un aumento de menciones de judíos en el Kraichgau - en las ciudades de Bretten, Sinsheim, Waibstadt, Neckarbischofsheim, Wiesloch y Eppingen, entre otras. En esa época muchas poblaciones del Kraichgau fueron declaradas ciudades, las cuales se servieron de judíos como profesioneles para el comercio y la economía financiera.
Primeras persecuciones y expulsiones en el Kraichgau
Una primera ola de persecuciones de inmensas proporciones tuvo lugar en los años de la peste de 1348 a 1350 lo que también afectuó a los judíos del Kraichgau. Judíos fueron acusados - bajo el reproche absurdo de haber envenenado pozos y fuentes - como causantes de la peste y, como consecuencia, en muchos sitios asesinados y expulsados. En cuanto al Kraichgau hay pruebas de persecuciones en las ciudades de Bretten, Bruchsal, Waibstadt, Wiesloch y Eppingen. Pasados estos años horribles, recién a fines del siglo XIV judíos son de nuevo mencionados espóradicamente en el Kraichgau. Ya en el año 1390 son nuevamente expulsados de todas las comunidades pertenecientes al territorio de la Kurpfalz.
La época después de la Guerra de los Treinta Años
Hasta la Guerra de los Treinta Años en el Kraichgau apenas pudieron establecerse comunidades judías que perduraran. Asentamientos temporales de judíos fueron seguidos repetidamente por expulsiones. En muchos casos se admitió solamente judíos individuales, cuyo número no alcanzaba fara formar comunidades estables. Recién después de la Guerra de los Treinta Años la situación cambia paulatinamente. La guerra había provocado un gran declive demográfico, por lo cual dominaba la escasez de mano de obra. Para estimular la economía y el comercio había el interés del asentamiento de personas - también de judíos. Por eso en ese tiempo se puede constatar en muchas poblaciones la inmigración de judíos, cuya cantidad aumentó poco a poco.
El siglo XIX
En el siglo XIX en toda Alemania tuvieron lugar transformaciones considerables de la situación legal de los judíos, las cuales finalmente les otorgan los mismos derechos de ciudadanos a los judíos. En el gran ducado de Baden en el año 1862 se aprueba una ley de emancipación - en el Imperio alemán eso sucedió en el año 1871 - el cual eliminó todos los perjuicios legales aún existentes. Entretanto el número de judíos en Baden se habia incrementado notablemente - la cantidad de 14.200 personas aproximadamente en el año de 1808 correspondía a 1,5 % de la parte de la poblacíon. El gran ducado de Baden fue uno de los territorios alemanes principales del asentamiento judío, en el cual vivieron en el año de 1808 un 8 % de todos los judíos alemanes. En cuanto a Baden, el número de judíos que vivió en el Kraichgau fue superior al promedio. En el distrito de Sinsheim hubo en casi cada localidad una comunidad judía. Las comunidades judías mas grandes del Kraichgau se encontraron en la localidad de Hoffenheim con 227 ciudadanos judíos en el año de 1839 y en Neidenstein, donde temporalmente un tercio de la población fue judía.
El régimen nacionalsocialista
Gurs: Lápida de un judío procedente de Neidenstein
Gurs: Lápida de un judío procedente de Neidenstein
Los crímenes des los Nacionalsocialistas terminaron con la vida judía en todas partes de Alemania. A causa del gran número de judíos, con respecto al tanto por ciento, los acontecimientos devastadores en el Kraichgau fueron sumamente graves. Durante la noche de pogrom del 9 de noviembre de 1938 hubo revueltas y se produjeron actos de violencia en cada población. Muchas sinagogas fueron destruidas o fuertemente devastadas. Unicamente las sinagogas anteriormente vendidas a personas no judías no sufrieron daños.
El 22 de octubre de 1940 los 6.500 judíos que aún vivían en Baden, la Pfalz y en el Saarland fueron deportados al campo de concentración de Gurs en el sur de Francia, de los cuales murieron 2.200 personas en el mismo campo. En el año de 1942 comienzan desde ahí las deportaciones a los campos de exterminio, sobre todo a Auschwitz.
Después de la Segunda Guerra Mundial
Después de la Segunda Guerra Mundial los sobrevivientes judíos en general no regresaron a su tierra natal en el Kraichgau. En ninguna parte del Kraichgau surgió nuevamente una comunidad judía. El desarollo y una tradición que abarcó muchos siglos estuvo perdida para siempre.
De la florida cultura judía de antaño del Kraichgau, dan hoy testimonio los acervos culturales restantes. Teniendo presente esta historia estamos obligados a protegerlos y conservarlos.
Copyright © 2009-2012 Jüdisches Kulturerbe im Kraichgau e.V.